La Sandia y sus Beneficios

Beneficios de la Sandía

A pesar de la creencia popular de que esta fruta es sólo agua y azúcar, los beneficios de la sandía en nuestro organismo son innumerables.

Esta fruta en realidad es un alimento nutritivo denso, que otorga grandes propiedades al organismo, ya que proporciona altos niveles de vitaminas, minerales y antioxidantes y sólo un pequeño número de calorías.

Las sandías se han convertido en sinónimo de verano y picnics, y por buenas razones. Su calidad refrescante y su sabor dulce ayudan a combatir el calor y proporcionan un postre sin culpa y bajo mantenimiento.

Muchos beneficios

Los beneficios de la sandía incluyen la pérdida de peso y el aumento en los niveles de energía. El consumo de frutas y verduras de todo tipo se ha asociado durante mucho tiempo con un menor riesgo de muchas condiciones de salud relacionadas con el estilo de vida.

Muchos estudios han sugerido que el aumento del consumo de alimentos vegetales como la sandía disminuye el riesgo de obesidad, mortalidad, diabetes y enfermedades del corazón. Otros beneficios de la sandía incluyen la promoción de una piel y cabello sanos, el aumento de la energía, y en general un menor peso.

Prevención de enfermedades

Los riesgos para desarrollar asma son más bajos en las personas que consumen una gran cantidad de ciertos nutrientes. Uno de estos nutrientes es la vitamina C, que se encuentra en muchas frutas y verduras, incluida la sandía.

Como una excelente fuente de antioxidantes, incluida la vitamina C, la sandía puede ayudar a combatir la formación de radicales libres conocidos por causar cáncer. La ingesta de licopeno se ha relacionado con un menor riesgo de cáncer de próstata en varios estudios.

La sandía, debido a su contenido de agua y fibra, ayuda a prevenir el estreñimiento y promover la regularidad de un tracto digestivo saludable. Compuestas de 92 % de agua y llenas de electrolitos importantes, la sandía es un gran bocadillo para tener a mano durante los meses de verano para prevenir la deshidratación y cuidar nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *